Blog

Mensaje de Jonathan Reckford – CEO de Hábitat para la Humanidad Internacional 

Cada día que pasa, nos encontramos buscando adaptarnos a las medidas necesarias para combatir la propagación del covid-19. En países y culturas de todo el mundo, el mensaje es el mismo “quedate en casa”. Refugiate en casa.

 

Es lo correcto. Si juntos logramos aplanar la curva de contagios, y sabemos que lo haremos, podremos salvar incontables vidas.

 

Pero también, en Hábitat para la Humanidad sabemos que hay muchas familias a las que este mensaje se les hace lejano. La incertidumbre que sentimos hoy es la que estas familias han sentido toda su vida, por generaciones.

 

Mientras que para algunos “quedate en casa” se trata de arreglar la logística y ajustar nuestra mentalidad, para otros solamente resalta las condiciones con las que han lidiado por tanto tiempo. Viviendas que no son saludables por las filtraciones y la humedad. Viviendas en las que hay hacinamiento, porque la única forma de pagar el alquiler o ahorrar dinero es que toda la familia se resguarde en un espacio pequeño. Viviendas donde acceder al agua es complejo. Viviendas en las que se habita, pero nada más.

 

Cuando para muchos “stockearse” con lo que necesitan se traduce a una visita al supermercado frustrante por las filas y aquellos productos que ya no hay,  para otros implica tener presente cuán al borde están las finanzas del hogar. Para estas familias, hacer las compras siempre se siente así, no por las filas, sino porque cada compra es una decisión difícil de tomar. Para asegurar que podemos pagar el alquiler, ¿qué producto debo llevar? […]

 

Cuando estas son las decisions que uno enfrenta, es una batalla difícil de ganar. El impacto económico que tiene esta crisis sanitaria será muy dura para estas familias en especial. Siempre lo son. Para muchos, con los negocios cerrados y trabajos perdidos, el impacto ya ha comenzado.

 

Estas son las familias con las que trabajamos. Necesitarán una mano más que nunca. Es por eso que,  más que nunca, nuestro trabajo –como al aplanar la curva- necesita de todos nosotros juntos. Vos podés ayudarnos a ayudar a que estas familias, comunidades y barrios se reconstruyan. Más fuertes, en solidaridad y con tu apoyo.

 

Jonathan Reckford – CEO de Hábitat para la Humanidad Internacional
ATLANTA (23 de marzo, 2020)

Share it on

DEJA UN COMENTARIO

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categorías

¿CREÉS QUE TODOS MERECEMOS UNA VIVIENDA ADECUADA Y SALUDABLE?