Blog

Cuando los jóvenes se involucran

Nuestra visión es la de un mundo donde cada persona tenga un lugar digno para vivir. Esto nos impulsa a promover la movilización e involucramiento en la causa de la vivienda de distintas formas y a todas las personas.

 

Es por esto que encontrarnos con jóvenes que en etapa de escolaridad asumen con tanto interés esta responsabilidad, no puede menos que conmovernos. Este es el caso del Colegio Northlands, que colabora desinteresadamente con HPHA desde hace 2 años en forma consecutiva.

 

En el marco de la actividad escolar CAS (Creativity, Activity, Service) y con un gran compromiso, se organizan distintas actividades de voluntariado, sensibilización y recaudación de fondos a cargo de los alumnos de 11avo y con supervisión y acompañamiento de docentes y HPHA. Durante el 2018 participaron más de 30 jóvenes de la jornada de voluntariado, y la donación recibida fue de $ 100.000.

 

 

El Colegio Northlands fue fundado en 1920 y está ubicada en Zona Norte, Prov. de Buenos Aires. Se consolidaron en el lema escolar de “Amistad y servicio” y con este espíritu llevan adelante todo lo necesario para ayudar a familias en necesidad de vivienda.

 

Pero lo más importante es el rol que estos estudiantes desempeñan en su comunidad escolar y en sus familias, sensibilizando sobre la causa de la vivienda digna, movilizando recursos y esforzándose por ayudar a personas que, en palabras de Valen, quieren cumplir el sueño de tener una casa que les dé fuerza y estabilidad.

 

“Para cerrar este proyecto, participamos como voluntarios en dos casas en González Catán, La Matanza. Personalmente fue una experiencia increíble por muchas razones. Una de ellas fue porque conocí algo nuevo, desde la organización y su trabajo hasta una realidad muy diferente a la mía, la cual está en el mismo país y siempre la escuchaba o veía a través de imágenes pero verla personalmente genera otra cosa. Como fue dicho anteriormente, creo que vivimos en un mundo donde aunque sepamos la realidad, no la sentimos como es. Otra de las razones, fue que conocí a otras familias, que nos incluyeron rápidamente y nos trataron con mucha afección y eso te hace sentir que valió la pena el esfuerzo que todos hicimos para ir hasta ahí y ayudar a cumplir su sueño que para ellos es tan importante.”

Valen, voluntaria del Colegio Northlands Olivos
Fuente: Instagram

Share it on

DEJA UN COMENTARIO

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categorías

¿CREÉS QUE TODOS MERECEMOS UNA VIVIENDA ADECUADA Y SALUDABLE?