Blog

Cierre de Semillas de Esperanza – Voluntariado Corporativo

Me encontré con una actividad muy linda, nos contaron la historia de la familia de Andrea y de Néstor,
de sus cinco hijos y dos nietos en camino y fue muy lindo ayudar a construir el techo
en donde van a vivir todos como familia, así que decidí no perder la oportunidad
y venir con todo el equipo a compartir un día entero.
Candelaria de Samsung

A través del Programa Semillas de Esperanza, empresas comprometidas con una sociedad más equitativa en nuestro país brindan a sus empleados la posibilidad de participar de jornadas de construcción con las familias beneficiarias de nuestros proyectos.

 

Esta propuesta propone una experiencia transformadora que tiene impacto positivo no solo individual sino también en el grupo: Ayudar a otros a construir su casa nos ayuda a plantar semillas de esperanza para que cada vez más familias vivan en casas adecuadas.

Candelaria, de la empresa Samsung, afirma que “… vivir esta experiencia de trabajo en equipo también nos ayuda a nosotros como grupo para unirnos y cada día ser más humanos y más sensibles con nuestra ciudadanía y con el entorno en el que vivimos”.

 

Natalia, de Quintiles, afirma “La experiencia fue transformadora porque fue darme cuenta de que lo que yo podía hacer, valía, y que tal vez sin tener los conocimientos técnicos (que era el gran miedo desde el comienzo), y con la ayuda de la gente que nos acompañó pudimos dar una mano no solo desde la construcción, sino desde el acompañamiento. Me parece que eso fue lo que más transformó lo que yo estaba esperando. Uno va a tratar de dar una mano en algo muy concreto y en realidad se da cuenta de que la ayuda pasa por otro lado”.

Los voluntarios de las empresas no sólo realizan un aporte sustantivo al proceso de autoconstrucción de las familias, sino que, además, ayudan a tender puentes entre diferentes realidades.

 

Así nos contaba Charlie, de Bloomberg, cómo vivió la experiencia: Las condiciones donde vivía el Sr. Emilio impactan. Especialmente porque hacía un poco de frío ese día, y también había llovido mucho. Yo tengo la suerte de poder vivir de una manera bastante cómoda, y entonces siempre impacta ver como otros no tienen esas comodidades. Es muy distinto como se vive en la ciudad de Buenos Aires. Las diferencias en la calidad de vida son muy marcadas, y esto te hace pensar que hay que estar más consciente de cómo vivimos nosotros”.

 

Experiencias como esta ayudan a despertar la reflexión y mejor aún, la acción concreta por la causa de la vivienda adecuada. Charlie dice Para mí fue muy interesante que no fuimos solo a construir esta casa, sino que también fuimos a conocer otras casas que ya estaban terminadas y ver el contraste en cómo estaba la familia y cómo podría ser el cambio de tener una casa más moderna y con todas las necesidades cubiertas”.

 

Aquellas personas que tienen ganas de realizar un voluntariado, sea de manera individual o para fortalecer el trabajo en equipo, los dejamos con estas palabras:

Cualquier persona está en duda le diría que lo hagan, que participen, que se animen.
Es un poquito del tiempo que uno tiene y que cambia la forma de ver la realidad,
nos hace responsables de lo que vemos alrededor, nos saca esas ganas de quejarnos de todo
y que nos permite meter las manos para hacer algo por esa realidad que nos duele.
Natalia de Quintiles

Las empresas que participaron este año del Programa Semillas de Esperanza son:

Bloomberg  |  Chubb  |  Dow  |  Farmacity  |  Ford  |  IRSA

P&G  |  Samsung  |  Whirlpool

 

Share it on

DEJA UN COMENTARIO

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categorías

¿CREÉS QUE TODOS MERECEMOS UNA VIVIENDA ADECUADA Y SALUDABLE?