Casa Semilla

La casa semilla es una alternativa de vivienda progresiva y participativa.  Nace de la situación económica del país en el que resulta imposible para una familia de bajos ingresos acceder a un préstamo de vivienda completa.  A diferencia de un “modulo básico”, el concepto de casa semilla para Hábitat para la Humanidad Argentina se centra en la capacitación y el empoderamiento para que la familia propietaria pueda completar la vivienda correctamente siguiendo un plano y administrando sus recursos eficientemente.

 

Cualquier vivienda necesita, idealmente, un lote de 8,66 m de frente y 20 m de fondo como mínimo, libre de construcciones previas y obstáculos. Una condición es que se pueda garantizar la tenencia segura por parte de la familia, requisitos que muchas veces es difíciles de encontrar.  Hábitat para la Humanidad Argentina incluye, en la progresividad de la Casa Semilla, los pasos necesarios para llegar a esta situación ideal en el tiempo.

 

La metodología de la casa semilla está compuesta por:

  • 50% de aspectos crediticios y de construcción
  • 50% de capacitación y empoderamiento.

Durante la construcción, que típicamente lleva un año, Hábitat para la Humanidad Argentina acompaña a la familia en el proceso de aprender a gestionar proveedores, albañiles y arquitectos, presupuestos y planos, de manera que pueda ver el crecimiento rápido y eficiente de su Casa Semilla.

 

A su vez, esta metodología ofrece a familias en vulnerabilidad habitacional la posibilidad de construir progresivamente una vivienda completa.  El proyecto provee un préstamo inicial para la construcción de un baño, cocina-comedor y una habitación, más los cimientos de la vivienda completa de 3 dormitorios.  Pero principalmente ofrece los planos y presupuesto de la casa completa, y la capacitación y acompañamiento del primer año de construcción.  Además, los grupos de voluntarios (brigadas) que acompañan la construcción le proveen el empuje y motivación esencial en el proceso largo y complejo de construcción de una casa.

 

Como metodología empleada por Hábitat para la Humanidad Argentina, se considera como la solución habitacional más integral por varias razones: es posible financieramente para las familias afrontar el crédito, la progresividad hace que la familia pueda seguir por un buen camino de crecimiento. El tiempo de construcción es de entre 10 y 12 meses: implica préstamos sin intereses ni ganancias de un máximo de 15 años para la autoconstrucción asistida, capacitación y acompañamiento social. Pero también incluye el asesoramiento a cargo de técnicos, el contacto con organizaciones locales con las que trabajar en conjunto y el apoyo de empresas y particulares que permiten financiar las casas y todo lo que se construye con ellas.

 

El componente financiero de la casa semilla es una de sus innovaciones más importantes: el crédito para las familias es mixto: aportes en especie y también en dinero en efectivo. Esto último permite a la familia elegir los materiales, buscar precios y administrar su propio dinero, que es un aporte más al componente financiero dirigido al empoderamiento y promover la toma de decisiones.

 

El préstamo contribuye el 80% del costo de la Casa Semilla. El restante 20% lo debe aportar (generalmente en mano de obra o materiales en especie) la propia familia. Esto ayuda a generar el hábito necesario para las etapas siguientes de la vivienda que deberán afrontar solos.  La cuota correspondiente al pago del préstamo también se calcula como un 50 ó 60% de la capacidad de ahorro de la familia, ya que se entiende que, para completar la casa, deberán pagar el préstamo y además seguir invirtiendo en los materiales y mano de obra requerida para completar las habitaciones faltantes.

 

Ficha Técnica
Casa semilla construida con HPHA: 48 m2

  • Comedor con Cocina Integrada: 21 m2
  • Habitación: 12 m2
  • Baño: 3 m2
  • Lavadero: 1,5 m2
  • Expandible a 2 habitaciones más, logrando 88 m2 construidos por ahorro.

 

 

Proceso de la casa semilla

ETAPA INICIALArmado de proyecto a cargo de Voluntario Técnico. 4 Semanas

1 – Demolición y nivelación de terrenos. 2 Semanas

2 – Ubicación de la vivienda, cimientos y desagüe. 4 Semanas

3 – Columnas, paredes, viga superior y contrapiso. 8 Semanas

4 – Colocación techo de chapa y losa. Instalación Eléctrica. 4 Semanas

5 – Instalación de Agua y Gas. 6 Semanas

6 – Revoques y colocación de aberturas. 8 Semanas

7 – Pintura Interior – Exterior. Limpieza terreno y terminación galería. 4 Semanas

8 – Exteriores. Armado de proyecto a cargo de Voluntario Técnico. 4 Semanas

 

Casa semilla ampliada: la familia terminó por sus propios medios lo que había quedado planteado en la construcción original. Barrio Los Ceibos.

¿CREÉS QUE TODOS MERECEMOS UNA VIVIENDA ADECUADA Y SALUDABLE?