fbpx

Blog

La importancia del Hábitat durante la niñez

La infancia es un momento de crecimiento y aprendizaje sobre el mundo que los rodea. Debería estar repleta de curiosidad y asombro, y no de la dura realidad del mundo adulto. Mientras descubren sus propios intereses y valores, no deberían tener que preocuparse por tener un techo o una cama donde dormir. La misión de Hábitat Argentina es ofrecer a los niños y las niñas una infancia más saludable al darles la oportunidad de tener una vivienda estable que puedan llamar hogar.

 

Existen muchas razones por las que, durante la niñez, una vivienda estable puede traer una vida mejor y más saludable. La posibilidad de tener un lugar seguro donde vivir es la más obvia de ellas. Innumerables estudios han demostrado cómo la inestabilidad y la carencia de vivienda pueden afectar al desarrollo de los niños y niñas. La falta constante de certeza sobre dónde pasarán la noche les genera un estrés innecesario e impacta negativamente en su educación, dada la dificultad para concentrarse y el escaso espacio para estudiar. Especialmente si su casa está sobrepoblada y no tienen un espacio propio.

 

La salud mental y los problemas de conducta también son resultado del estrés de vivir en condiciones que se encuentran por debajo de los estándares. Dicho estrés puede provocar depresión y ansiedad, como también un empeoramiento generalizado de su salud mental y de su comportamiento. Su salud mental puede verse afectada también por las relaciones que los rodean. El estrés familiar puede resultar en una gran tensión en el hogar, la cual impacta directamente en los niños. Además, si la familia se ve obligada a reubicarse constantemente en busca de una vivienda, los niños enfrentarán dificultades a la hora de establecer relaciones duraderas con sus pares y con la comunidad que los rodea. El desarrollo de los niños dependerá de cómo se construyen a partir de las relaciones con su entorno.

 

La salud física también se ve afectada por la inestabilidad de vivienda. Es una realidad que muchas familias se ven obligadas a tomar la difícil decisión de pagar el alquiler o comprar comida y, en ciertas ocasiones, incluso deben optar entre el alquiler o su bienestar. No contar con una alimentación completa puede impactar gravemente en los niños y niñas y muchas familias no pueden acceder a un médico para obtener la medicación necesaria para garantizar la salud de sus hijos ni la propia. Especialmente en estos momentos en los que el cuidado de la salud es de suma importancia ante el COVID-19. Cuando las condiciones de vida son precarias, los riesgos para la salud aumentan. La humedad, los edificios mal construidos y las casas infestadas de insectos pueden impactar negativamente en la salud y el bienestar de los niños.

 

Toda persona merece tener acceso a una vivienda digna y segura que le de la privacidad que necesita. Mejores viviendas implican una mejor salud, una mayor estabilidad económica, un espacio para que cada niño y cada niña pueda desarrollarse y convertirse en la persona que quiere ser. Hábitat Argentina trabaja en conjunto con estas familias, los voluntarios y los donantes para lograr darle a las familias la oportunidad de acceder a la vivienda que se merecen. Trabajamos para darle a las familias una vida en la que no tengan que estresarse por las filtraciones de agua en los días de lluvia o porque sus hijos se enfermen con frecuencia. Esperamos que al reducir el estrés en las familias, reduzcamos también el desgaste emocional en los niños y ayudemos a que encuentren el hogar que más los beneficie.

 

Reflexión de Laura Muñoz, Pasante Internacional de Hábitat para la Humanidad Argentina.

Share it on

DEJA UN COMENTARIO

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categorías

¿CREÉS QUE TODOS MERECEMOS UNA VIVIENDA ADECUADA Y SALUDABLE?