Blog

Carina: cumplir el sueño de la carrera

Hace un año y medio contábamos que la familia de Carina y Diego se habían mudado al edificio Estela de Esperanzas. La tranquilidad de su nuevo hogar le dio a Carina el impulso para retomar un sueño largamente pospuesto: estudiar una carrera. Siempre, por una razón u otra, lo había postergado: primero quería estudiar para ser maestra Jardinera y de Nivel Inicial. Con el tiempo se dio cuenta de que quería ayudar a los niños en temas de desarrollo y maduración, por lo que decidió formarse en Psicopedagogía. A su vez, le interesa el abordaje desde las problemáticas familiares y ayudar a los niños a avanzar a su tiempo y a su ritmo. Definir esta vocación no fue fácil, pero ser voluntaria en la parroquia en la que estudian sus hijos y en la Peregrinación Anual Juvenil a Luján sin duda fueron parte de la decisión: “ahí es donde también siento que se necesita mucho de gente con recursos para apoyarlos”.

 

El interés por los estudios siempre estuvo latente: “Este era un tema pendiente por mí y por mis hijos, por todos: es un ejemplo, además de todo lo que hay para estudiar y para conocer.”

 

Entre los factores que contribuirán a concretarlo se cuentan los cambios que vivió Carina desde que se mudó: consiguió un nuevo trabajo cuyo sindicato tiene una universidad que dicta la carrera que quiere seguir, así que ahora sí es algo realizable y accesible.

 

Además de esto, influye en su ánimo la serenidad con la que cuenta, el espacio para estudiar, que sus hijos están cómodos y seguros y especialmente, que la energía que sentía que malgastaba en su vivienda anterior, ahora la puede canalizar hacia los estudios: “Primero es difícil organizarse, cuando salís de un lugar, cuando estás incómodo: este año estoy tranquila, tengo un espacio y puedo abrir lugar para cumplir mis metas. No importa el tiempo que te lleve, sino la satisfacción con la que terminas.”

 

 

Share it on

DEJA UN COMENTARIO

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categorías

¿CREÉS QUE TODOS MERECEMOS UNA VIVIENDA ADECUADA Y SALUDABLE?