La familia Ibáñez – Benavidez

Verónica y Cristian son una pareja joven de aproximadamente 37 años. Se conocen desde chicos, del barrio, y están casados hace 16 años. Tienen 3 hijas: Azul (12 años), Sol (9 años) y Pía (4 años). Ellos viven en uno de las villas más carenciadas de la zona oeste de Santa Fe. Ambos nacieron y se criaron en el barrio. Él es músico en un grupo de música tropical santafesina y ella limpia edificios. Vivian en condiciones de hacinamiento, dormían todos en una sola habitación y no tenían espacio en la casa. Había mucha humedad en las paredes. Ellos son beneficiarios de la metodología Casa Semilla.

Su vida cambió visiblemente, luego de lograr su solución habitacional con Hábitat para la Humanidad Argentina. Se enfocaron más en la educación de sus hijas y actividades extracurriculares (Azul es una destacada alumna de patín). También, lograron comprar un medio de transporte para organizarse como familia en los traslados de escuelas y trabajos de la familia. Fue un cambio muy positivo para ellos y un testimonio para sus familias de que con esfuerzo se pueden lograr las cosas.

Cristian colabora comunitariamente con la escuelita de música del barrio y le da clases de percusión a niños de 6 a 9 años con el propósito de que a través de la música se expresen, pero también para evitar que adquieran el habito de adolescentes  de estar en la calle y adquieran malos hábitos como delinquir o consumo de drogas.

¿CREÉS QUE TODOS MERECEMOS UNA VIVIENDA ADECUADA Y SALUDABLE?