Blog

Samsung Argentina trabaja desde hace años en la iniciativa Gran Chaco Nanum Village. Esta iniciativa tiene como objetivo promover el desarrollo de las comunidades rurales del norte argentino, mediante la utilización de los recursos locales y el apalancamiento de las capacidades productivas del lugar.

 

El programa fomenta la inclusión, la educación y la salud, a través del acceso a energía, agua potable y tecnologías para el desarrollo. Samsung trabaja junto a una red de organizaciones aliadas que tienen como objetivo impulsar soluciones para mejorar la calidad de vida de las familias que viven en la región del Gran Chaco, en el marco de una plataforma de desarrollo llamada “El Futuro está en el Monte”.

 

En 2015 Habitat para la Humanidad Argentina se sumó a la red Gran Chaco Nanum Village para promover soluciones habitacionales para los pobladores del Paraje El Quebracho. Luego de haber realizado un diagnóstico participativo junto a familias wichis y criollas, quienes fueron guías a la hora de entender las necesidades puntuales, se brindaron respuestas concretas para mejorar las viviendas.

 

El proyecto también incluyó la construcción del edificio del Centro Nanum Village en la sede de la organización de productores ganaderos criollos Asociación Quebracho Pequeños Productores Agropecuarios (AQPEPROA) en El Quebracho. El Centro fue realizado de forma conjunta con la participación de los productores locales, quienes aportaron las técnicas adecuadas y sostenibles de construcción para que pudieran ser apropiadas por la población local, dejando a su vez, capacidades instaladas en la comunidad.

 

Ya en pleno funcionamiento, Silvina Sampastu, Coordinadora General del Programa Gran Chaco Nanum Village, nos cuenta sobre la experiencia.

 

¿Cuáles son las actividades que se desarrollan en el Centro?

El espacio tiene como objetivo principal fortalecer a los productores de AQPEPROA a partir de las TICs y a su vez, propicia y favorece el encuentro comunitario con el resto de las comunidades del lugar, integrando indígenas y criollos por igual. Estamos logrando la inclusión de la tecnología en los espacios cotidianos para facilitar muchas gestiones a través de la digitalización. Ejemplos de esto son la generación de negocios, facilitar transacciones comerciales, trámites e incluso se abre la posibilidad de realizar el remate de animales de forma digital.

 

Otro de los cambios que introduce es el acceso a los servicios del Estado. Por ejemplo, a través de una articulación con el Anses, una vez por mes los vecinos pueden gestionar trámites como el CUIL, DNI y otros. Antes debían movilizarse como mínimo 70 kms. hasta Ingeniero Juárez o más de 500 km. hasta Formosa.

 

 

¿Qué rol ocupa el Centro dentro de la comunidad? ¿En qué situaciones puede influir?

El Centro se sumó a la dinámica comunitaria que se venía construyendo, fortaleciendo los espacios de integración. En el caso del paraje El Quebracho, conviven distintos grupos: los productores ganaderos criollos, agrupados en la Asociación AQPEPROA y las comunidades indígenas, que históricamente han mantenido conflictos y que desde Fundación Gran Chaco se acompañó el proceso de convivencia pacífica, buscando soluciones que respondan a los intereses de ambos. El Centro Nanum busca contribuir a la articulación entre los diferentes grupos, generando un espacio colectivo para el desarrollo comunitario. Otro de los actores protagonistas de este proceso son las mujeres criollas, quienes participan buscando nuevas recetas para innovar en el uso de los alimentos tradicionales, como la harina de algarroba y de los frutos en general.

 

Estos tres grupos están participando, cada uno con sus conocimientos e intereses, aportando a la inclusión de los más jóvenes, que están en una situación de vulnerabilidad muy grande en la región dada la falta de oportunidades. Desde el Nanum se busca atraerlos y darles espacio: escuchamos qué los motiva y qué quieren hacer y tratamos de dar respuesta a estas demandas.

 

En el caso de las mujeres, por ejemplo, se convoca a las capacitaciones y este es el motor para que se piensen soluciones a nivel individual y de grupo. Los jóvenes requieren un poco más de tiempo, por lo que facilitarles el espacio y mostrarles alternativas y posibilidades contribuye a abrir las puertas hacia el futuro. Apoyar a la comunidad ayuda a ver la riqueza de su territorio, el potencial, y que eso se pueda traducir en actividad e ingresos.

 

Nanum es una palabra coreana que significa “compartir”, y en este sentido activa la red de actores para que tengan cabida las propuestas que se presenten. El Centro es el núcleo para fortalecer “El Futuro está en el Monte” con nuevos actores y propuestas para el desarrollo local.

 

El 30 de julio se desarrolló en Los Ceibos una jornada de construcción muy especial:

 

El conductor Horacio Cabak junto a una brigada de 20 personas, entre ellos empleados de P&G y DIA, voluntarios y 10 ganadores del concurso impulsado en los supermercados, sentaron los cimientos para la vivienda de Johana y Pablo, ayudando en un momento fundamental para la vida de la familia como es la construcción de su casa.

 

Durante la jornada se desarrollaron distintos tipos de tarea como armado de encadenado superior, traslado de arena, mezcla y colocación de hileras de ladrillos para los cimientos. Pero lo más importante fue el amor demostrado a la familia y el intercambio que se generó, trabajando todos por igual para hacer que esta casa que está naciendo sea pronto un hogar para Pablo y Johana y sus hijos.

 

 

Sobre el Concurso

Procter & Gamble (P&G) celebra su alianza global con Hábitat para la Humanidad Argentina ayudando a que cada vez más familias accedan a una vivienda digna. A través de una promoción en conjunto con los Supermercados DIA, lanzaron una campaña donde por la compra de productos P&G, los consumidores participaron de un sorteo para ser parte en la construcción de la vivienda de una familia de la localidad de La Matanza.

 

Por esta hermosa jornada vivida hacemos un reconocimiento especial a Horacio Cabak, a las empresas P&G, Supermercados DIA y a SMW Marketing, quienes se unieron para sensibilizar y promover que la vivienda adecuada sea una realidad posible cada vez para más personas.

Con gran alegría presentamos nuestro Anuario 2016, donde compartimos el trabajo realizado, nuestros principales logros e historias de vida.

Este año cumplimos 15 años de trabajo en nuestro país, y hoy más que nunca estamos convencidos de que poniendo la fe en acción podemos ayudar a transformar la realidad de más familias a través de la vivienda adecuada.

Les agradecemos muy especialmente por haber sido parte de este camino de nuevos comienzos y esperanza.

El jueves 18 de mayo se llevó a cabo la Mesa Redonda Alquiler en contextos vulnerables en el Centro Cultural San Martín, donde se expusieron distintas miradas sobre alquileres que están por fuera del mercado formal.  Este es el caso de espacios que se alquilan de manera informal y muchas veces abusiva en conventillos, inquilinatos, hoteles pensión y villas, invisibilizados y cuyas condiciones afectan a una enorme población.

 

El paso de María Elena Acosta por Buenos Aires, autora de la publicación  Alquileres Justos, Soluciones Urbanas para Buenos Airesbrindó la oportunidad de conocer más cuál fue el recorrido que hizo al sistematizar la experiencia y cuáles fueron los principales descubrimientos.

Pablo Vitale de ACIJ Asociación Civil para la Igualdad y la Justicia, se centró en la situación en las villas, donde trabajan intensamente. Desde donde hace casi tres años desarrollan una perspectiva de Derecho a la Ciudad en donde, entre otras problemáticas habitacionales, abordan el alquiler.

El Arq. Prof. Raúl Fernández Wagner se refirió a formas de urbanización observadas en el área metropolitana y a los distintos tipos de mercantilización desarrolladas en cada contexto.

Transcribimos algunas ideas expresadas por cada uno de ellos que facilitan la comprensión del tema, dejando abierto el debate pero sobre todo, llamando a la acción sobre un tema que debe ser atendido como prioritario dentro de la problemática habitacional.

 

María Elena Acosta

 

 

 

 

“La experiencia de Hábitat combina dos elementos importantes: el alquiler y el acceso a los vacíos urbanos”.

 

 

 

 

 

 

“Se buscó hacer una sistematización cualitativa, que analice las prácticas de HPHA, pero que la palabra de los actores que intervinieron sea la voz que destaque más allá de los datos, que nos ayudan a dimensionar la problemática o resultados de una experiencia, pero sobre todo aquellas cualidades subjetivas que surgieron en el proceso, recuperar esa lógica cotidiana de la experiencia, indagar en aquellas sensaciones y descripciones que las experiencias van dejando en la vida de la gente”.

 

“En el primer capítulo introdujimos una crítica al colonialismo epistemológico de los procesos urbanos de América Latina. Estamos permanentemente cambiando las distintas lógicas sin entender las prácticas anteriores. Este fue el primer elemento que se señala.

 

También nos preguntamos: ¿desde dónde empieza la división del uso y ocupación de los espacios? ¿Cuándo empezó a separarse?, a ser privadas las actividades que eran compartidas como lavanderías comunitarias, patios que se compartían. Y eso es una característica de los conventillos que muchos dicen que se idealizan esas épocas de solidaridad: pues no, eran prácticas solidarias producto del relacionamiento”.

 

“También recalcamos la invisibilidad del tema de alquiler como una opción de vivienda, porque el mercado inmobiliario y la política de subsidios que se expandió en América Latina lo que proponía era vivienda nueva, unifamiliar. También está invisibilizada la problemática de las familias que alquilan. Pero en este caso, como en todo, hay dos partes: los que ponen en alquiler esas propiedades y los que alquilan. La historia hay que revisarla de los dos lados: la legislaciones caducas, inaplicables, hay legislaciones en nuestros países en tema de alquileres de los años ´60, ´70, que han sido modificadas, actualizadas, mejoradas pero no han sido cambiadas en su esencia. Luego revisamos las políticas públicas para incentivar el alquiler: algunos casos comparados con casos europeos donde los gobiernos locales tienen algunas políticas públicas que incentivan, en otras obligan, a que los inmuebles que están vacíos por un lapso de tiempo tengan la obligatoriedad de ser alquilados”.

 

“La experiencia de Hábitat combina dos elementos importantes: el alquiler y el acceso a los vacíos urbanos. En el alquiler, con toda la concepción de una opción de vivienda, vemos que hay temor: tanto del que alquila, que le quiten el inmueble, que el inquilino no se vaya más, como el que accede, de que haya mucho condicionamiento o le pidan la casa. Está presente la desinformación de quienes alquilan, la especulación en el alquiler”.

 

“En cuanto a los vacíos urbanos, todos los costos o beneficios de estas situaciones, existen. Si la municipalidad tiene ocupadas o no esas viviendas, esas viviendas subutilizadas o no utilizadas no están al día en impuestos, esto se va convirtiendo en una patología urbana”.

 

“Hábitat ubicó a las viviendas deshabitadas como un problema y combinó, el alquiler y las viviendas vacías. No se asume a la vivienda deshabitada como un problema, por el discurso del derecho a la propiedad privada, pero cuando existe un exceso de vivienda que no está ocupada, que está subutilizada, podría decirse que hay un abuso del derecho a la propiedad”.

 

“Se dice que hay que motivar el alquiler como una opción, pero es el cumplimiento de los requisitos para alquilar lo complejo. ¿Qué aspectos explican el acceso a una vivienda de alquiler? Si eres extranjero más, se suman cualidades a la complejidad, la desconfianza de los propietarios, las condiciones impuestas por los dueños, la inestabilidad laboral y el prejuicio y la discriminación”.

 

Raúl Fernández Wagner

 

 

 

 

 

 

 

 

“El espacio Habitar Argentina trabaja desde el 2010 y consideramos que se necesita generar un proceso de incidencia parlamentaria. Argentina no tiene una ley nacional de desarrollo urbano”.

 

 

“En general, la vivienda es una mercancía compleja, porque aúna suelo urbano, servicios urbanos (infraestructura necesaria para sustentar la vida en ese contexto) y el hecho material de la casa. Todo eso es esta mercancía compleja y que en general podemos decir que el precio está altamente influenciado no por el hecho físico de la vivienda sino por la condición de mercancía que tiene y ocupa en el espacio”.

 

“Una de las características muy fuertes en los últimos años en la Argentina es que las propiedades dejaron de transarse en moneda corriente sino que se hace en dólares. Con lo cual, esto altera de manera importante la red”.

 

“Características del boom inmobiliario y distintas modalidades no solo en Buenos Aires, que hoy impactan importantes repercusiones en las estructuras de la ciudad, en los precios de suelo, en las formas que se altera, por ejemplo, buena parte de las periferias de la ciudad, que es donde los barrios privados se asientan”.

 

“Las formas tradicionales de expansión de crecimiento de la ciudad y particularmente de las periferias, donde las familias compraban un lote y construían una casita, autoconstruían, se terminó. El precio del suelo de la periferia tiene precios similares al centro, con lo cual podemos decir que los sectores de clases media trabajadoras, los sectores medios bajos, que habían venido comprado un lote (década del 40 y algo hasta los 80), prácticamente primera y segunda corona metropolitana, fue lo que llamamos la urbanización del loteo. En aquellos años las preocupaciones eran terminar la casa.

 

“El acceso al suelo era pagable por un asalariado, en muchos casos cambiaba el valor del alquiler por ese y se asentaba, compraba una casa prefabricada y ya comenzaba a construir lo propio en su terreno”.

 

“Ese proceso se fue terminando porque toda la periferia comenzó a ser muchísimo más cara, más la expectativa de ser un barrio cerrado. Básicamente ahí se ha trasladado una parte de las necesidades y demandas de los nuevos matrimonios, clase media, a los alquileres, con lo cual sostenemos un empuje muy grande de los mismos”.

 

“El gran tema era la vivienda y no el lote. Lo que crece es el acceso de las familias al suelo informal”.

 

“Las villas hoy buena parte tienen una renta de alquiler, o se construye para alquilar. Hay un desarrollo especulativo muy claro en las que están mejor localizadas. Otro segmento del mercado informal lo constituyen los “viejos” conjuntos de vivienda social estatales”.

 

“Las políticas públicas de vivienda se ejecutan en el contexto de una nueva fase desarrollista latinoamericana (Neodesarrollismo de los últimos 10 años): la construcción de viviendas sociales está concebida y encuadrada dentro de la obra pública. …por lo que adquiere una gran importancia para el desarrollo económico y productivo interno, cuyo objetivo central es impulsar el sostenimiento (y crecimiento) de la actividad económica y la generación de empleo formal. Esta necesidad (de movilizar la economía) afecta la concepción y diseño de la política pública, dando por hecho que la dimensión de lo urbano -y la vivienda como derecho- quedan automáticamente comprendidas”.

 

Pablo Vitale

 

 

 

 

 

“Hoy se calcula que un tercio de la población es inquilina (dato 2010) dentro del mercado formal, con muchas comillas en su formalidad”.

 

 

 

 

 

 

 

 

“Los puntos de partida tienen que ver con la Ciudad de Buenos Aires, donde en particular hay una tendencia bastante evidente en un eje de riqueza hacia el norte y un eje de pobreza hacia el sur. Todos los precios de suelo crecen, pero los precios en el norte crecen todavía más acentuadamente que en el sur. Esto se corresponde no en forma casual con el crecimiento del parque inmobiliario vacante. Las viviendas vacías que son las que, en alguna medida, dan cuenta de que este crecimiento de precios del suelo también se traduce en crecimiento del parque inmobiliario no tienen fines de uso sino de conservación y sobre todo, de acrecentamiento de dinero”.

 

“Tampoco en forma casual va creciendo tendencialmente la población inquilina en la Ciudad de Buenos Aires. En el distrito la población es estable desde hace 50 años (ronda los 3 millones de habitantes): no hay crecimiento importante en la Ciudad, si por supuesto en el área metropolitana,  pero hay dos tendencias bien marcadas con la población inquilina y la que vive en villas. Las razones en común tienen que ver con el parque inmobiliario cada vez más inaccesible en términos de mercado”.

 

“La lógica de formal e informal como si fueran opuestos no es la que se aplica en general en los mercados. El mercado formal está lleno de irregularidades: la enorme mayoría de alquileres formales no están declarados, cobro ilegal de comisiones por parte de las inmobiliarias que es parte de las dificultades que las familias tienen que asumir a la hora de alquilar y el conjunto de precariedades asociadas al acceso de la vivienda en alquiler que tiene que ver con estas formas semi-formales”.

 

“En el hábitat informal propiamente dicho, tenemos una gama de situaciones: las más marcadas son ocupaciones de viviendas, hoteles pensión e inquilinatos y villas y asentamientos precarios, que son los que fundamentalmente explican la precariedad habitacional en situaciones de informalidad neta o semi formalidad. Los inquilinatos en la Ciudad de Buenos Aires como forma de residencia permanente no tienen estatuto formal pero son muchas veces hoteles que en su nominación aparecen como Hoteles de Pasajeros que uno sabe que son hoteles de residencia permanente. Esta modalidad replican muchas de las problemáticas del alquiler formal, acentuadísimas, en muchos casos con condiciones peores que las que existen en villas”.

 

“Contraintuitivamente, las villas no crecen más acentuadamente en períodos de crisis o cuando hay dificultades económicas, que es lo que el sentido común indicaría, sino, fundamentalmente cuando hay oportunidades laborales reales o percibidas y crece la población migrante sobre todo en períodos como en los últimos diez años, de recuperación económica pero al mismo tiempo de incremento exponencial del precio del suelo, la localización deriva a villas. La diferencia más marcada entre los 40 / 50 con la industrialización por sustitución de importaciones, el inicio de la dictadura y el presente es que, originariamente la villa era un lugar de tránsito, de residencia temporal hasta el acceso a una vivienda periférica o en la ciudad pero de forma consolidada, y en el presente las villas son un lugar de llegada y de residencia permanente por parte de la población”.

 

“Respecto a la situación en las villas de la ciudad, este tipo de intervenciones en particular pero la propia dinámica de mercado lo que debería generar es una mayor atención respecto a la población más vulnerabilizada que es la de quienes alquilan. Las restricciones para el acceso al suelo urbano para sectores populares implica que se mercantilice cada vez más el acceso en la villa para la compra-venta, pero también muy acentuadamente en el alquiler. Esto se ve en las villas mejor localizadas, donde el acceso a la centralidad hace que sea cada vez más atractivo para quienes viven en el barrio poner parte de su vivienda o generar emprendimientos asociados al alquiler”.

 

“Como respuesta, se viene impulsando el Acuerdo por la Urbanización de Villas, dividido en varios ejes. Entre los puntos se destaca la situación de inquilinos en la villa como de particular vulnerabilidad porque si bien les caben las regulares del resto del barrio, no es una población particularmente visibilizada y que esté teniendo hoy capacidad de organización, de agenda propia y de reclamo ante el poder público y tampoco de inserción con el resto de las organizaciones territoriales”.

 

 

Una acción conjunta de Hábitat para la Humanidad Argentina y la empresa Chubb Seguros Argentina S.A.

 “Los sectores público y privado y las organizaciones de la sociedad civil, así como la comunidad académica y las instituciones científicas y de investigación, deben colaborar más estrechamente y crear oportunidades de colaboración”.
Marco Internacional de Acción de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres

Hábitat para la Humanidad Argentina trabaja en el barrio Los Ceibos, González Catán, Partido de La Matanza desde el 2012. Allí facilita a familias vecinas la autoconstrucción y mejoramientos de casas en el marco del Proyecto Desarrollo de Barrios, que busca el empoderamiento y superación de situaciones de vulnerabilidad a través de la vivienda adecuada.

En el 2014 y a causa de fuertes lluvias, el barrio sufrió varias inundaciones en las zonas más cercanas al arroyo Morales, un brazo de la cuenca Matanza Riachuelo, lo que puso de manifiesto  los riesgos asociados a las condiciones de infraestructura del lugar. En varias ocasiones, HPHA intervino realizando tareas de limpieza de casas al bajar el agua y emprender el retorno, con acompañamiento y entrega de kits de limpieza y desinfección. Esto dio a conocer el proyecto de HPHA en esa zona, y dio lugar a un mayor conocimiento mutuo y vínculos con los vecinos que permitieron generar las condiciones para realizar nuevas acciones concretas.

Esta oportunidad llegó en el 2017, con las posibilidades de realizar un trabajo en alianza con la empresa aseguradora Chubb Seguros, que buscaba apoyar el fortalecimiento de la gestión comunitaria de los vecinos frente a los desastres y la disminución de los riesgos en su vivienda frente a inundaciones. La intervención era necesaria por ser ésta la parte más vulnerable del barrio: no hay recolección de residuos, no ingresan las ambulancias ni la policía, cuando llueve la calle se vuelve intransitable y los niños no pueden ir al colegio. Los terrenos no tienen posibilidades de escrituración en el corto plazo y el servicio eléctrico en los hogares es mayormente informal. Nuevas familias siguen llegando al barrio que tiende a consolidarse pese a las condiciones físicas y al riesgo de inundabilidad.

Así se inició un proceso de diagnóstico participativo con los vecinos, abordado desde tres enfoques de la problemática: los vecinos, el gobierno y académicos. De esta forma, se buscó entender qué pasaba en el barrio y qué se podía hacer para disminuir el riesgo. Una de las conclusiones arrojadas fue que, a causa del cambio climático y los efectos del Niño (que generaron una baja en el régimen de lluvias), el barrio no se inundaba y los vecinos creían que el riesgo había desaparecido. Sin embargo, los riesgos seguían latentes. Todo el análisis obtenido por universidades, organismos, gobierno y vecinos orientaron las acciones que permitieron una intervención efectiva de gestión del riesgo con los recursos necesarios.

 

Vista de la ruta de evacuación. Se observan también medidores sobre pilares de madera, altamente peligrosos en estas condiciones

 

 

Mejoras en las viviendas

Estado de muchos medidores de luz en la zona

Como consecuencia de instalaciones eléctricas precarias y la baja altura a la que se encuentran los medidores de luz (que cubre el agua cuando se inunda el barrio), quedan a medida poco segura e inadecuada, lo que ya produjo varios accidentes fatales.

La propuesta surgida de los vecinos y voluntarios técnicos para mejoras en las casas, fue la construcción de pilares para la colocación de medidores de luz de la compañía eléctrica, con el objetivo de reducir o mitigar el riesgo de electrocución.

Así se decidió otorgar préstamos a 16 familias para la compra de materiales y mano de obra, con los que podrán construir medidores de luz a la altura reglamentaria de 1.20 / 1.50, amurados sobre pilares de concreto.

Al evaluar a las familias para la aprobación de las mejoras se tomaron en cuenta los factores económicos y sociales: algunas  familias, por problemas de salud o familiares, pagarán el crédito en más años, con cuotas más reducidas, y las demás ajustarán la cuota a sus  ingresos. El criterio fue abarcar a todas las familias con mayor riesgo y generar un fondo rotativo que pueda devolverse para lograr nuevas mejoras.

 

Actuales pilares de luz

 

Mejora comunitaria

Así empezaba la ruta de evacuación

En reuniones abiertas con la comunidad se planteó qué acciones y tareas eran las prioritarias para mejorar el barrio. Allí surgió la de hacer caminos de evacuación de hormigón que permitieran transitar vecinos, sillas de ruedas y carritos de bebés en días de lluvia, cuando las calles se vuelven anegables (tierra y barro). Esto permitiría el acceso a las escuelas, hospitales, comercios y medios de transporte para llegar a los lugares de trabajo.

Actualmente, la distancia de la ruta de evacuación es de 350 mts. y por propuesta de los vecinos se está evaluando  ampliar el trayecto a 550 mts., para lo que se requerirán nuevos recursos que permitan comprar más materiales.

La ruta incluirá señalética, pintura y plantado de árboles durante todo el recorrido, para que sirva como vía de evacuación rápida ante alertas tempranas de crecida del arroyo.

Los resultados del proyecto

El proceso incluyó un ciclo de talleres con los vecinos donde se dictaron contenidos educativos sobre prevención y gestión de riesgo y cuidado y mejoramiento de la vivienda: aproximadamente 100 personas fueron capacitadas.

Actualmente hay un grupo de 10 referentes comunitarios que se involucran activamente con las convocatorias, movilizan y lideran todo lo relacionado con la obra, y 10 albañiles capacitados específicamente en gestión de riesgo que van a ser quienes acompañen a las familias a construir los pilares en jornadas masivas de construcción.

La respuesta de la comunidad para enfrentar riesgos conocidos y previstos demuestra su capacidad de resilencia*, aún sin poder controlar la vulnerabilidad o los riesgos. El proyecto permitió dinamizar las capacidades e involucrar a los vecinos con una alta participación en la gestión de la solución. Las propuestas surgieron de reuniones masivas y por iniciativa propia generan la movilización y convocatoria de otros vecinos para los días de autoconstrucción.

 

Vecinos aprenden técnicas de albañilería

Los fines de semana se suman voluntarios, que trabajan a la par en las tareas que hagan falta: asesorando y capacitando en autoconstrucción, consiguiendo maderas para el encofrado, aplanando la tierra, pero especialmente, haciendo realidad un barrio más seguro para vivir. Este fue el caso de las brigadas de la empresa Chubb Seguros, cuyos voluntarios ayudaron en la construcción de los pilares de luz.

 

Jornada de trabajo con voluntarios y vecinos

*Se entiende por Resilencia a la capacidad de reaccionar con efectividad y rapidez a los efectos de los desastres.

Testimonios

Francisca y Alcides con su hijo Joaquín

“Primeramente la gente no creía tanto, y gracias a Dios con la ayuda de los vecinos avanzamos mucho. Lo que hicimos es muy útil para todo el barrio.

“Este era un sueño porque el barrio es un lugar bajo y no se podía transitar. Hoy en día ya es realidad. Lo que puedo asegurar que a muchos chicos es muy útil para ir a la escuela, e igual a la gente grande. Gracias a la ruta de evacuación los chicos no pierden más días de clases por lluvia”.

 

Ninfa y Teodoro  con su hijo Leo

“Era impresionante la necesidad que había, porque ni los chicos podían ir a la escuela si llovía, y ahora va mejorando el barrio”.

 

José Luis Vicente (Brigadista Chubb)

Voluntarios de Chubb Seguros Argentina durante brigada de voluntariado

“Gracias por la oportunidad de conocer a Hábitat Argentina por dentro, me traje más de lo que dejé. Fue muy emocionante conocer particularmente a Judith y Sergio quienes nos mostraron orgullosamente su casa construida por ellos mismos. Ésta fue terminada recientemente y Estrenaron hace apenas unos días.

¡Que buen trabajo el de Hábitat Argentina de facilitar el acceso a la vivienda adecuada! La creencia en que las cosas pueden mejorar es tan fuerte que da como resultado acciones concretas como lo que vivimos el sábado.”

Oportunidad para el fortalecimiento de proyectos urbanos en Colombia y Argentina
Ciudad+Más es una convocatoria para fortalecer las capacidades económicas y financieras de proyectos en Argentina y Colombia en ciudades intermedias.

Inscriba su proyecto.

El Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat) junto a socios: Flacma, Mercociudades, Foro Iberoamericano y del Caribe, y Secretaria de Asuntos Municipales de Argentina,  lanzaron el 22 de mayo la iniciativa “Ciudad+Más: Convocatoria para el fortalecimiento de proyectos a través de las finanzas municipales y de la economía urbana”. Esta convocatoria busca identificar proyectos en curso en ciudades intermedias de Argentina y Colombia que quieran fortalecer sus capacidades económicas y financieras para apoyar su implementación. La iniciativa recibe el apoyo técnico y financiero del Ministerio de Fomento de España.  

Se ha seleccionado estos dos países para aprovechar el potencial de los Foros Urbanos Nacionales, un espacio que  propicia intercambios con diversos actores sobre los desafíos y oportunidades de la implementación de la Nueva Agenda Urbana y el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 11 (ODS11). De esta manera, esta convocatoria ofrece un punto de partida relevante para estos diálogos.

Los proyectos deben seguir los principios enmarcados por la Nueva Agenda Urbana y demostrar, por medio de respuestas a un cuestionario, cómo ONU-Habitat puede aportar un valor diferenciado al proyecto.

Los ganadores tendrán la oportunidad de trabajar en conjunto con especialistas de la unidad de finanzas y economía urbana de ONU-Habitat, donde identificarán las brechas existentes y delinearán una serie de recomendaciones para garantizar la sustentabilidad y factibilidad del proyecto. También se identificarán buenas prácticas y referencias internacionales que puedan servir de inspiración dentro del contexto de cada proyecto. Además de averiguar medios para asegurar la ejecución del proyecto, el intercambio examinará el potencial de la iniciativa de generar crecimiento económico.

Un representante de la entidad ganadora de Argentina y Colombia también será invitado a participar en el Foro Urbano Nacional organizado en su país para exponer las oportunidades que ofrecerá el intercambio. Los proyectos no solo servirán de insumo para publicaciones de la agencia, sino que también serán parte de una red de intercambio con otras ciudades.

Participe, incriba su proyecto en http://bit.ly/ciudadmas

Oportunidad para el fortalecimiento de proyectos urbanos en Colombia y Argentina

Base de la Convocatoria, con los detalles de participación y selección.

Esta convocatoria se llevará a cabo en estos dos países para aprovechar el potencial de los Foros Urbanos Nacionales, un espacio que  propicia intercambios con diversos actores sobre los desafíos y oportunidades de la implementación de la Nueva Agenda Urbana y el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 11 (ODS11). De esta manera, esta convocatoria ofrece un punto de partida relevante para estos diálogos.

La unidad de finanzas y economía urbana de ONU-Habitat ha trabajado en conjunto con una serie de proyectos en todo el mundo, donde ha desarrollado con gestores locales la evaluación de diferentes escenarios de urbanización, revisión de los marcos regulatorios y planes de desarrollo, capacitaciones sobre instrumentos de implementación de asociaciones público-privada, fomento para la obtención de una buena calificación crediticia y aumento de conocimiento sobre nuevos modelos de financiación, entre otros.

“ONU-Habitat busca, a través de esta convocatoria, identificar y aportar conocimientos para proyectos que ya estén trabajando o estén buscando aportes en materia de economía y finanzas urbanas. Queremos reconocer y difundir estos nuevos modelos económicos que visibilizan la promoción de la urbanización sostenible, de ciudades más equitativas, con oportunidades para todos”, dijo Carolina Guimarães, coordinadora del Programa de Mejores Prácticas para América Latina y el Caribe de ONU-Habitat.

Link para la Convocatoria Ciudad+Más: http://bit.ly/ciudadmas

Link para la base de la Convocatoria, con los detalles de participación y selección.

Oportunidad para el fortalecimiento de proyectos urbanos en Colombia y Argentina
Oportunidad para el fortalecimiento de proyectos urbanos en Colombia y Argentina

El lunes 25 de julio se realizó el acto de  palada inicial del Centro Comunitario Nanum Village. Estuvieron presentes los Caciques wichis Adonías Gómez y Crescencio Martínez, líderes sumamente respetados de la comunidad de El Quebracho, y Antonio Palavecino, el Presidente de la Asociación de Productores Rurales AQPEPROA. Del acto participaron todos los voluntarios brigadistas, el equipo local de Hábitat para la HumanidadA y vecinos del lugar.

Los Caciques valoraron la promoción del trabajo en conjunto que se venía impulsando con motivo del proyecto: criollos y wichis integrados en un mismo territorio, trabajando en común mejoras para la comunidad. También manifestaron su interés en difundir este ejemplo en otras comunidades como un símbolo positivo, cuando en muchos casos la convivencia entre ambos grupos es muy conflictiva.

La presencia de la brigada, integrada por hombres y mujeres de entre 19 y 55 años brindó el entusiasmo y alegría que requería la situación para este arranque formal de las obras de construcción del Centro y de las mejoras en las viviendas.

Los voluntarios fueron muy bien acogidos, y se adaptaron con mucho respeto por la cultura local. Para las mujeres wichis resultó interesante ver a mujeres jóvenes realizando trabajo que tradicionalmente realizan los hombres.

La realización de esta brigada propone hacer de puente entre dos realidades y dar a conocer la vida en una zona tan rica como poco conocida de nuestro país. Además de poner la fe en acción y el amor al prójimo al servicio de la causa de la vivienda adecuada, construyendo casas y generando esperanza en la comunidad.

 

Durante la palada inicial, los caciques Adonías y Crescencio junto a Antonio y el equipo de HPHA (Arqts. María José Leveratto y Natalia Fernandez Molina)

Durante el 2016, y gracias al trabajo en alianza con empresas, a las brigadas corporativas y de Aldea Global, a los donantes de Fondo Hogares y a los voluntarios profesionales que visitan el barrio todos los sábados, es posible nuestro trabajo.

 

Tres familias del barrio de Los Ceibos, Partido de La Matanza, ya viven en sus nuevas casas y podrán estar seguras ante las fuertes lluvias y el frío. Estas familias ya conocen técnicas de auto construcción y poseen nociones de administración de recursos. En los tres casos, ya están planeando la ampliación de sus viviendas a partir de los próximos meses. Pero muy especialmente, son testimonio del trabajo colaborativo y solidario.

 

Los lazos de confianza construidos con los vecinos, comercios, e instituciones como el Club Beromama nos hace sentirlos parte esencial, sin la cual no podríamos llevar adelante nuestra misión: convocar gente para construir viviendas, comunidades y esperanza.

 

 

Familia de Celia y Alejandro

 

Familia de Gastón y Yesica

 

Familia de Yamila y Leo

 

Hábitat para la Humanidad Argentina realizó la primer Brigada de Voluntarios Misión Gran Chaco Mejoras de viviendas en El Quebracho, Ramón Lista, Formosa

Una experiencia transformadora en el Norte argentino, en el marco del proyecto Samsung Nanum Village

Buenos Aires, agosto de 2016. En el marco del proyecto de Ciudadanía Samsung Nanum Village, se desarrolló una brigada de construcción organizada por Hábitat para la Humanidad Argentina, en la que participaron 9 voluntarios procedentes de distintas localidades del país.

El grupo estuvo integrado por representantes de Area Metropolitana de Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Mar del Plata, Mendoza y Salta, que se movilizaron hasta la provincia de Formosa entre el 23 y el 31 de julio para colaborar con mejoras en viviendas de familias wichis y criollas y con la obra del Centro Comunitario Nanum Village del Paraje El Quebracho.

 

Los voluntarios fueron coordinados por el equipo local de Hábitat para la HumanidadA y por el Líder de Brigada: desarrollaron tareas de cavado de zanjas, recolección de paja o botellas para los techos y limpiaron el terreno y prepararon barro para la mezcla de adobe.

Además de darle un empuje a las mejoras gestionadas por las propias familias, los voluntarios construyeron esperanza, mediante el diálogo e intercambio con las familias en cuyas casas estuvieron colaborando.

Durante la convocatoria, todos los postulantes mostraron un enorme interés en brindar una ayuda desinteresada al prójimo, y muchas expectativas respecto a conocer el lugar y las formas de vivir de esta zona de nuestro país. Al finalizar, todos manifestaron haber vivido una experiencia transformadora y desarrollado un enorme afecto tanto por las personas como por el contexto, que los movía a pensar en volver.

 

 

 

Hábitat para la Humanidad Argentina reconoció especialmente a personas que en forma desinteresada colaboran con la organización desde su fundación en el año 2002. En distintos momentos y de diversas formas, cada uno de ellos ha sido clave para superar desafíos y crecer para alcanzar a más familias en necesidad de una vivienda adecuada.

 

Es la primera vez que se formaliza este reconocimiento especial, como decisión de la Comisión Directiva de distinguir como Miembros de Honor a aquellos que han aportado y aportan gestiones y recursos diversos a la misión de la organización.

 

En el acto de reconocimiento, Ana Cutts, Directora Ejecutiva de Hábitat para la Humanidad Argentina expresó estas palabras: “Desde su fundación, Hábitat para la HumanidadA logró brindar oportunidades para que más de 6500 personas mejoren o construyan una vivienda adecuada. Pero lo más importante, es que en el proceso conocieron personas que les tendieron una mano desinteresada y demostraron que el amor al prójimo y la solidaridad, cuando se combinan con la acción, permiten transformar la realidad para bien. Cada uno de ustedes ha sido clave para que la organización pudiera superar los desafíos en el camino y seguir creciendo cada día para alcanzar a más y más familias en necesidad de una vivienda adecuada”.

 

Miembros de Honor 2016:

 

Aníbal Rodríguez Melgarejo – Alberto Gurevich – Cecilia Mairal – Claudio Porcel
Daniel Mintzer – Eduardo Sposito – Félix Cirio – Gabriel Werthein – Graciela Adan
Isabel Pita – Katharine y Tim Dougherty – Laura Pellizzati – Mariana Porvache
Mariano Peluffo – Oscar Mazza – Steve Crowell – Steve McMinn
Teodoro Argerich – Yanina Faour

 

Imágen: Durante el acto de reconocimiento, realizado el 25 de agosto de 2016.
De izquierda a derecha: Daniel Mintzer, Cecilia Mairal, Oscar Mazza, Eduardo Sposito, María Constanza Ledesma (Coordinadora de Desarrollo de Recursos de HPHA), Félix Cirio, Yanina Faour, Laura Pellizzati, Carlos Rodríguez (Comisión Directiva de HPHA), Graciela Adan, Gabriel Werthein, Ana Cutts (Directora Ejecutiva de HPHA) y Alejandro Madero (Presidente de HPHA).

Categorías

¿CREÉS QUE TODOS MERECEMOS UNA VIVIENDA ADECUADA Y SALUDABLE?